lunes, 16 de julio de 2012

CRISIS. CRISIS. CRISIS


Miro las noticias en las ediciones digitales de los periódicos más importantes de nuestro país. Escucho conversaciones matutinas en cafeterías. Madrid, Barcelona. Da igual. Crisis. Siempre crisis. Desaceleración acelerada. Crecimiento negativo. Unos engañan. O roban, que para el caso… Otros dicen que gobiernan. Pero recortan. Y recortan. Y recortan. Que no digo que no sea necesario recortar, ¿eh? Cuando uno ingresa mil euros mensuales en su casa, no puede gastar dos mil euros cada mes. Pero como muchos gestionan cuentas de resultados que no afectan a su economía particular, pasa lo que pasa. Bueno, sí afecta, porque se llenan los bolsillos. Y mientras unos roban y solo los inhabilitan, otros lo pasan mal. Funcionarios sin paga extra. Trabajadores sin trabajo. Cinco millones. ¡Qué sé yo! Son cifras que se me escapan. Eso sí, tenemos líneas de AVE con una media diaria de siete pasajeros y un montón de aeropuertos. Algunos sin aviones, como el de Castellón. Otros cerrados ya. Como el de Ciudad Real. Y otros muchos que van a reducir sus horarios. Y el 60% del personal a la calle. Ciudades con tranvías innecesarios. Polideportivos que no se usan. Piscinas sin agua. Y sube el paro. Y seguirá subiendo. Y también el IVA (no sé para qué, si nadie va a poder gastar un euro). Y los impuestos. Y las penas. Las penas de muchos que no saben qué hacer para dar de comer a sus familias. Pero, claro, es que no ponen ganas a la hora de buscar trabajo. Vamos a motivarlos. ¡Recortemos la prestación a partir de no sé qué mes! ¡Verás cómo se ponen las pilas!

Y digo yo… Si en una empresa presentas un presupuesto y te pasas un 3%, tienes que dar mil explicaciones. Y si te pasas un 10%, ¡estás despedido! ¿Quién controla a los que administran los fondos públicos? Porque si tenemos que recortar, recortaremos. Pero para todos, ¿no? Porque ya me canso de leer noticias donde hay funcionarios vividores que fichan y se largan. Mientras tanto, muchos de sus compañeros no cobrarán la paga de Navidad. Banqueros que se aseguran indemnizaciones millonarias a cambio de gestiones desastrosas que, incluso, están siendo judicialmente investigadas (ya era hora), políticos corruptos que se venden por unos cuantos trajes (a saber qué se dio a cambio), ¡chanchullos! Eso que la RAE define como ‘manejo ilícito para conseguir un fin, y especialmente para lucrarse’.

Y sigo diciendo yo… ¿Y ahora a quién echamos la culpa? ¿A los inmigrantes? ¡No seamos cafres! Que parece mentira que en pleno siglo XXI tengamos que seguir escuchando estupideces. No solo por parte de los españoles. ¡Que quede claro! Que en su día, alemanes, franceses, italianos, holandeses, entre otros, también tuvieron que emigrar a otros lugares, y ahora pretenden poner barreras. ¡Que pregunten en América Latina o en Australia! Allí nos abrieron las puertas. Y muchos hicieron fortuna. Y ahora sobran todos aquellos que han llegado buscando una vida mejor. Me resulta curioso cómo hasta hace nada ningún españolito quería trabajar los domingos. ¿Los domingos he dicho? ¡No! No queríamos trabajar los fines de semana. ¿La hostelería? ¡Para los latinos! ¿El campo? ¡No, por favor, eso para los africanos! ¡O para las polacas! ¡Esas que vienen a robar maridos! Pero ahora sobran, ¿verdad? Ahora que muchos de nosotros nos vamos a tener que ir buscando una vida mejor, ¡sobran! ¿Pero sabéis cuál es el colmo? ¡Que encima nos volverán a recibir con los brazos abiertos! Y nos permitirán sentarnos junto a ellos y nos darán un trozo de su pan. Y nos darán un lecho en el que descansar. ¡Tontos! Pero no ellos. Nosotros. Que no nos damos cuenta de que la vida te da y te quita. Y recibes lo que diste. Porque sí, porque la vida pone a cada uno en su lugar.

Mientras tanto, el FMI quiere más recortes. Más hachazo. España es considerada una amenaza para la economía global. España y otros países. Y entre noticias negativas, desastres económicos, robos de guante blanco, dignidades perdidas y papeles manchados por cargos políticos que han deshonrado su honor tras haber sido elegidos por el pueblo, la prima de riesgo, esa gran desconocida, sigue subiendo. Pero, ¿alguien sabe qué es la prima de riesgo? Alguien que no sea economista, quiero decir. ¡Ah, no! Que tengo un amigo economista que tampoco me supo explicar qué era la prima de riesgo.

Eso sí, los políticos corruptos siguen sin ir a la cárcel. Claro, es que son inhabilitados. ¡Pobres! No van a poder ejercer un cargo político durante unos cuantos años. ¿Pero nos toman por tontos? ¡Que no es inhabilitación lo que se tiene que aplicar al político que roba! ¡Que la única salida para el corrupto es la cárcel! Pero, a todo esto, una empresa, cuyo nombre no quiero escribir aquí, pagará millones de euros a una persona, cercana a la casa real española, que está siendo investigada por corrupción. Y a todo esto también, una diputada a la que seguramente ya le han afectado los recortes en educación gritó a los cuatro vientos “que se jodan”. Pues, ¿sabes qué, Andrea Fabra? ¡Que te jodan a ti!

Os pongo aquí el link de la canción de Diego Escusol, "Que se jodan": http://www.youtube.com/watch?v=-KxfTBihz_A. Es el mejor resumen que podemos hacer de la situación actual de nuestro país. ¡Un asco!

Siento esta parrafada. Es que viajar en tren me hace pensar. Y a veces es mejor tener la mente en blanco. Porque si la referencia que nos dan para empezar a ver mejoras económicas se sitúa en el 2015, ¡quiero irme de aquí ya!


2 comentarios:

  1. Parrafada? de parrafada nada!!! si esto no es más que la cruda realidad, lamentablemente!! es realmente vergonzozo lo que hacen los políticos dizque para paliar la crisis...recortes, recortes y más recortes, subidas del iva, bajadas de prestación del paro y de pagas extras de navidad y encima también subida de la luz eléctrica y volver al régimen esclavista de trabajar de domingo a domingo!! Pero la cosa no se queda ahí porque como dices, los recortes para todos, ellos también deberian de recortar o suprimir definitivamente las dietas (porque con los sueldos que tienen no les hace falta), los coches oficiales, los guardaespaldas (que se lo paguen de su bolsillo, porque si eres bueno a que le temes?)e implementar el recorte en sus sueldos exorbitados!! y al que meta la mano en el cajón que se le castigue con la cárcel, porque personas que comenten delitos insignicantes terminan en ella! y a estos, porque no les sucede lo mismo? es que son exonerados?

    Pero lo que me parece lamentable aparte de vergonzozo, radical y denigrante es el comentario que hizo la señora esa, la tal Andrea Fabra! si es que se le puede llamar señora...no creo que en el diccionario exista un calificativo para ella, porque todos los que hay le vienen pequeños!! Estoy totalmente de acuerdo contigo en que sus palabras se le reviertan!!! MENUDA PÁJARA!!

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, creo que has añadido casi todo lo que podemos decir de nuestra caótica situación económica y de la desastrosa -por no decir delictiva- gestión.

    Pero yo añadiré algo más. Haré una crítica a las gentes, sí a las gentes que formamos parte de esta sociedad de la que ahora todos tanto nos lamentamos y criticamos. Los políticos, no están hechos de un material biológico y forma de pensar diferente que el resto de mortales. Son de carne y hueso, tienen ideas igual que los demás, proceden de familias, barrios, ciudades o pueblos como todos nosotros y han recibido -aunque no todos- una buena formación académica. Y ahora dirás, para que todo este rollo. Pues lo que quiero decir es que los políticos son el fiel reflejo de lo que la mayoría de españolitos y españolitas pensamos y haríamos si tuviéramos el poder.

    Sí, ahora es fácil lamentarse, pero a esta situación no hemos llegado porque hayamos tenido mala suerte, por pura casualidad o por consecuencia de una catástrofe natural o divina. La situación es la que hace tiempo he pensado que nos tocaría vivir después de los excesos, si excesos, y cuando digo excesos me refiero al ser participes de alguna forma de actuar y las conductas adoptadas hacia lo social y público. Hemos participado como auténticos ignorantes en el festín de la burbuja inmobiliaria, mientras a muchos se les llenaba la boca diciéndoles a sus amigos lo mucho que se había revalorizado su piso, no se daban cuenta que probablemente sus hijos y amigos tendrían que pagar esas astronómicas cifras. Hablábamos de miles de euros con una enorme facilidad, mientras tanto nos acercábamos a los bancos y cajas para firmar nuestra sentencia y nueva condición de esclavos económicos del siglo XXI.

    Ahora nos asombramos de las subidas del IVA, ¿el IVA?. ¿Quién pagaba el IVA, cuando te ofrecían pagar en “B”?. Cambiamos hasta su anterior nombre –dinero negro- para seguir haciendo uso de esta “des-ventaja” económica. De lo que no queríamos ser conscientes es de que “tu” ahorro del IVA se multiplicaba por mil para el que te ofrecía no pagarlo.

    La prestación del paro; siempre hemos sido gente muy espabilada. “Yo” el paro lo solapo con otro trabajito en negro para cobrar el doble a final de mes. Y encima se lo digo a mis colegas para que vean lo listo que soy…

    ¿Estudiar, para qué? Con tres mil “eurazos” que me llevo en la obra, me rio yo de mis colegas con estudios que apenas pasan los mil ochocientos…

    I+D, ¿para qué? Tenemos turismo y un buen clima y encima nos ponen fábricas para trabajar esos de la VW, GM y Nissan, debemos de ser la ostia de buenos para que vengan aquí a darnos trabajo…

    Y así seguiría con un montón de ejemplos más…

    El sistema ha sido cruel, por supuesto, pero muchos de nosotros hemos callado y aprovechado el festín y no hemos querido cambiar nada de lo que todos éramos conscientes de que no era normal. Todo ha seguido igual, los mismos partidos, los mismos políticos, los mismos banqueros, los mismos “chorizos”… y aquí todo ha seguido igual… Es lamentable que haya tenido que venir la “crisis”, sí la oscuridad, la decadencia, para darnos cuenta de que lo estábamos haciendo fatal, no hemos tenido la capacidad de rectificar antes de estrellarnos… Nuestros “tren” social va embalado, en bajada, sin frenos y a toda velocidad y encima algunos aún le quedan ganas para empujar, para que así la ostia aún sea más fuerte…

    Dicen que reconocer los errores nos hace mejorar, rectificar y cambiar las cosas a mejor… Espero que el refrán se cumpla...

    ResponderEliminar